domingo, 17 de abril de 2005

CRITICAR ES UNA COSA QUE ESTÁ MUY MAL, ASÍ QUE HABLAMOS SOBRE LIBROS.

“365 EXCUSAS PARA DAR A SU JEFE”. COLECCIÓN PARA LAVAR EN SECO.

Todo asalariado hijo de vecino se ha visto en la situación alguna vez en su dilatada carrera como currante de tener que dar al jefe algún tipo de explicación al no haber llevado a cabo sus funciones como empleado. Es un momento embarazoso, duro, inquietante, y en el que un gran porcentaje de estos seres humanos en el último momento mete la pata, se descubre que en vez de terminar un informe para un cliente estaba con su novia Mari Loli en la heladería del barrio, y al jefe o superior se le pone cara de cowboy con poncho y a el interfecto mentirosillo se le pone cara de patata. Conscientes de este hecho, Ediciones Marmolillo, en su rama dedicada a publicar manuales para la vida diaria, nos ofrece el libro que pasamos a destriparles.

¿Porqué 365 excusas?, una para cada día del año nos comenta Ramón Supletorio, editor en jefe cum laude. Una pregunta que no realizamos nosotros ( porque damos para poco, pero la coincidencia del número con los días del año nos hizo sospechar ). Nos comenta este buen mamífero que ha podido observar durante los pocos días que se ha molestado en presentarse en su oficina que la gente, en general, sufre graves problemas en el momento de soltar una trola a su supervisor, director o mandamás. De esta manera, se ha venido reuniendo con sus amistades delante de una jarra de cerveza y ha ido recoplando una serie de excusas a cual más audaz para soltar a la hora de tener a aquel que le controla durante la jornada laboral frente a frente.

Claro, ustedes dirán que ya tienen sus mentirijillas preparadas, que ya las usan por costumbre y que siempre funcionan. Pero esta editorial, realizando un esfuerzo sin precendentes en la ayuda de la clase trabajadora ( la vaga y desganada, hay gente que se molesta en hacer sus cositas ) además de reunir estas excusas, las ha tratado en ejemplos prácticos, las han ordenado por ramo laboral, las ha limpiado de tacos inservibles, las ha transcrito en letra muy bonita y ha juntado páginas. A nosotros, que nunca jamás de los jamases hemos usado ninguna de estas excusas ( porque no las sabíamos ) nos ha parecido bien ofrecerles unas cuantas, a modo de ejemplo, para convencerles de la adquisición de tan preciado tratado.

Nota: quede claro que no hay que decirle al superior las aclaraciones que vienen entre parentesis y/o corchetes. Dicho esto...

Ejemplo número 1. ( capítulo 3, página 254)

“Verá jefe ( cara de compungido ) es que tenía yo preparados todos los informes de ( nombre del cliente ) y tan bonitos me habían quedado, que los había dispuesto en una mesa todos juntitos, para ver el efecto que causaban. Entonces vino mi ( familiar más o menos allegado, hasta tercer grado de consanguineidad por parte materna ) borracho como una cuba, metiendo ruido, y acompañado por unos amigotes de mala calaña. Discutimos, porque ese escándalo no se puede permitir en una casa decente como la mía, que lleva años votando al ( partido político preferido del jefe, procurar averigüarlo de buena fuente ). Entonces, nos ensar....enzarsam.....( procurar no usar palabras difíciles, váyase a lo básico ) pusimos a pegarnos leches con tal mala suerte que me soltó un puñetazo que me impactó en la nariz ( en este momento, señale con su dedo índice a un apósito nasal u tirita que previamente habremos colocado sobre el puente de la nariz, para dar más color, aplíquese unas gotas de mercromina o en su defecto, pimentón picante rebajado con agua ) con tal mala suerte que me produjo una hemorragia que salpicó todos los documentos que había en la mesa y no he podido repetirlos ( cara de compungido de nuevo, baje la cabeza y espere la respuesta de su jefe ).”

Ejemplo número 2. ( capítulo 54, pagina 1515 y siguientes ).

[ conversación telefónica, puede ahorrarse el gesticular, aunque dará más autenticidad a la cosa ] “...como te dije, te he mandado los diez informes por mensajero esta mañana....¿cómo que sólo han llegado cinco?, eso es culpa del mensajero, que seguro que es un pelos largo de esos jipis que ha dejado caer desde la moto los documentos. En seguida, en cuanto te los saque por impresora, te los llevo yo mismo, que no se puede confiar en esta juventud tan alocada ( a partir de aquí añada insultos a los jóvenes de su propia cosecha, puede introducir anécdotas reales de su propia vida que darán más veracidad a la explicación.)...” [ despidase de su interlocutor telefónico y no olvide colgar el auricular antes de estallar en carcajadas ].


Ejemplo número 3. ( capítulo 103, versículo 2, párrafo tercero a mano izquierda ).

“ se lo comió mi perro”, ( también conocido por ) “ vino un perro pequeñito que se lo llevó en la boca “


Nuestra opinión ( interesada ): es un libro de indudable valor didáctico, fácil y divertido de leer por lo variopinto de las explicaciones, con diagramas visuales para ...ejem...los más lentos de la casa. Sólo observamos un defecto: se centra demasiado en los trabajos administrativos, no tratando debidamente otras ramas laborales. En palabras de la editorial: “ estamos arreglando este pequeño inconveniente para la siguiente edición, porque las páginas que teníamos sobre otros empleos....vino un señor con bigote y monóculo y se las llevó a su casa sin decirle nada a nadie...como lo pillemos....lo vamos a denunciar porque esto no puede ser, que esto es la casa de tócame roque, que aquí todo el mundo hace lo que le viene en gana y patatín y patatán....”

Valoración: 8 sobre 10, porque estas palabras últimas de parte del editor nos sonaron a ...excusa barata, y les ha bajado la media.

Informó Federico Palustre desde la Tercera Feria Internacional del Vago en Munich.

2 comentarios:

iChThYoRnIs dijo...

Me gusta tu manera de escribir, o digitar...
Interesantes también las excusas, yo sabía muchas, pero con este manual completaré mi biblioteca mentirosa.
Saludos desde Lima Perú.

Mr.Incógnito dijo...

De nuevo, encantados de que nuestros artículos sirvan para algo o alguien. En cuanto tengamos algún ejemplar del citado libro, se lo mandaremos de manera gratuita.

Se aceptan más excusas, sientáse libres de colaborar ( que nunca se sabe cuando hay que usar alguna ).