miércoles, 13 de octubre de 2010

SÓTANO 71 EXPRESS.


¿Cómo explicarles podríamos
sin ser tildados de farsantes
que estas líneas las habíamos
escrito año y pico antes?
El rapsoda de guardia.

TIRÓN DE OREJAS AL FUNCIONARIADO.


Noticias Gaseosas Herederos de Medianía.

El ministro de Asuntos Interiores Que Dan al Patio anda ligeramente enfadado con el personal de su entorno. Según las declaraciones exclusivas arrojadas al cubo de la basura por un señor mayor que cuadra números en el ministerio, los oficinistas estarían tecleando muy rápido con todos los dedos y haciendo bien las sumas, incluso esas de llevarse un número. Además estarían colocando los papeles rosas con los de su mismo color y están ausentándose para tomar café lo mínimo. Esto ha hecho enfurecer tanto al ministro que se ha visto obligado a organizar una rueda de prensa en viernes por la tarde. El asunto parece grave a todas luces.

“No se puede trabajar tanto, ¿cómo le digo yo a los votantes que la culpa de que las cosas vayan lentas las tienen sus convecinos trabajadores de ministerios? Me están haciendo quedar mal, seguramente porque no les concedí la subida de dos céntimos solicitada tres quinquenios atrás”. En un intento de dulcificar el panorama, el ministro interpretó una sentida tonadilla, relacionada con el asunto, ayudado por las palmas del Consejero de Hacienda y el Juez de Primera Distancia a la guitarra.

Por sus respectivas partes el funcionariado, en boca de uno de sus compañeros, uno con bigote que le atiende a usted en ventanilla, resopla, mira al techo y le dice que no sabe dónde anda la ventanilla de registros tras llevar viviendo tras el mismo mostrador catorce años, afirma “Eso le pasa por listo. Le pedimos al Ministro piruletas gratis los martes y jueves y quiso arreglarlo todo con sugus de piña a primeros de mes. Si ahora trabajamos de más y él no da abasto firmando permisos y demás zarandajas, que le peinen con un jeep”. Cierta sección sindical de los funcionarios afirma no sentirse reflejada en el comunicado “Nosotros preferiríamos que le hicieran la permanente con una jauría de lagartijas hambrientas”. Para gustos los colores.

3 comentarios:

El Señor de las Moscas dijo...

Sugus de piña. Si no me equivoco esos eran los azules. No me pregunte porqué. Ya lo ha dicho usted, que para gustos los colores. Esto tampoco me lo pregunto, sabrá usted que soy daltónico. Por eso no entiendo ni lo primero ni lo segundo. Ya ve que vivo en la ignorancia, pero en gustos no hay nada escrito -ésta, ve, me gusta más-.

Indignante lo que comenta, oiga. Yo mismo tuve hace poco que solicitar un papel en la universidad donde cumplí condena y ¿se puede creer que me lo hicieron al momento? Yo tampoco. Así que pedí una hoja de reclamación, la cumplimenté y la eché, con resultas en que la tramitaron al momento y al día siguiente ya habían sufrido inspección formal sancionadora y en que al día siguientes yo recibí formales disculpas del rector en persona. Yo, desde luego, no sé adónde vamos a llegar.

El Señor de las Moscas dijo...

La redacción de mi anterior post es infame.

Mr.Incógnito dijo...

Sabíamos de su particular percepción del espectro arcoirisco ( que vengan en tropel los señores añejos de la real academia ). Sería un tema a tratar por personas con más preparación...en cualquier cosas...que este grupo de plumillas.

Sobre los mecanismos burocráticos no sabemos dónde vamos a llegar. El día en el que todos las peticiones, recursos y demás parafernalia en celulosa se resuelvan ¿para qué querremos grandes edificios amueblados? ¿Acaso los dedicaremos a la confección manual de sellos de correos y a la pintura de billetes de curso legal? Esto antes de antes, desde luego, no pasaba.