miércoles, 25 de febrero de 2009

ANATOMÍA DE UN USUARIO. (2)


ESTO PODRÍA HACERLE CREER QUE ESTÁ PREPARADO PARA LA VIDA MODERNA.

Llegados a este punto, usted posee unos conocimientos que dejarían verde de envidia a cualquier vecino si no tuviera usted la machacona costumbre de meterse rápido en el ascensor para no cruzarse con nadie. Ermitaño, que es usted un ermitaño.

1.4.1 Usuario pretendidamente avanzado. Nivel 2. ( +6 en suponer que lo sabe todo, +1 en estropicios variados )

Tras días de uso, de discutir acerca de quién tiene el disco duro más gordo y de comprar un par de publicaciones, usted está alt+anto de todo. Sepa que no me gusta su actitud. Ni ese juego de palabras.

Usted ha pasado del clickeo desconsiderado a la alerta desmesurada. Ha pasado de no tener antivirus a guardar el ordenador cada noche bajo llave y con el cable de internet a dos habitaciones de distancia como mínimo. Está permanentemente alerta respecto a virus más habituales, pishing, spamming, spanking, desenrosking y demás parafernalia. Ha llegado a pasar prolongados periodos de tiempo con la vista fija en la luz del disco duro, alarmándose si se enciende un segundo de más. Ha cronometrado el inicio de su sistema operativo y le brotan sudores fríos si un pantallazo negro dura más de lo habitual. Usted está tonto. Alguien debía decírselo, y quién mejor que nosotros que no estamos a mano.

La protección de sus archivos personales es su principal prioridad. Su disco duro está repleto de información de carácter personal e instransferible: dos récords en el buscaminas, la lista de la compra en formato txt y un powerpoint que le mandó un señor que conoce de coincidir en el estanco, al que no ha pillado la gracia ( ni al archivo ni al señor ) y que usted guarda para un día en el que se encuentre especialmente despierto. La integridad de su intimidad podía verse en entredicho de conocerse a las tonterías que se dedica por las tardes.

1.4.2. Resolución de problemas a este nivel.
1. El sistema rasca cuando le meto la primera. Se recomienda desfragmentar el disco duro. Para ello, sobre una superficie plana y a quince (22) centímetros de la pared, extienda un paño seco y sobre él los trozos de disco duro. Armado con pegamento y paciencia tiene usted ante sí un entretenimiento para chicos y mayores en tardes de tormenta.

2. Deseo expandir el direccionamiento crucial de las variables del sistema a otras direcciones magnetizadas con la finalidad de acelerar el reloj del procesador. ¿Porqué?, ¿no puede usted disfrutar de las cosas tal y como vienen de fábrica? ¿cuándo compra usted un tambor de detergente se pone a separar los gránulos azules de los blancos?. Apague y encienda el sistema, esto nunca viene mal.

3. La informática no tiene secretos para mí, deseo subir al siguiente nivel. Abra todos los puertos de su computadora. Y cuando digo todos incluyo los puertos pesqueros, los puertos de montaña y los puertos de recreo. Entreténgase observando como sacos enteros de programas malsanos campan a sus anchas, aún sorprendidos de que todo haya resultado tan fácil. Espere nueve meses. Eduque usted al engendro resultante según sus costumbres y/o convicciones molares.

Gabinete cibernético de Sótano 71.

2 comentarios:

Rubén dijo...

Hay que ver, señor Incógnito, qué ducho es usted en materia informática, lo mismo fríe una cremallera que cose un huevo, que completo y qué bien.

Yo una vez desfragmenté mi disco duro vía defenestre y oiga, mano de santo, me quedó una desfragmentación de lo más primorosa. Ahora puedo almacenar archivos en Fat32 sin necesidad de pasarlos antes por la minipimer, porque antes decía que se le hacían una bola y siempre tenía que escupírmelos en la mano, y eso en un disco duro queda feo, las cosas como son, que no vea la cara que se me quedaba delante de las visitas.

Un placer verle por mi blog; a tenor de su visita he vuelto a creer en la Humanidad e incluso he actualizado, tales son sus poderes de inspiración. Aplíquese el cuento, amigo, y ponga orden en su redacción, que más que una redacción tiene usted una corrala de gallinas, se lo digo yo, que una vez tuve una optativa de periodismo y ya me conozco el percal.

Mr.Incógnito dijo...

¡Ah, los discos duros, proclamo al cielo, cúmulo de agridulces sensaciones! Partidas del buscaminas y los planes de conquista de Indochina compartiendo lugar en el mundo. Le sugiero que comparta la tarea del desfragmentado con familiares y vecinos: es una actividad que estrecha lazos.

El placer es mio por mi parte de recalar en su web, que visito a menudo pero peco de falta de comentarios ( o retroinformacion o feedback que dicen los entendidillos ). No se preocupe por la redacción, están atados y bien atados...aunque el último que lo dijo la cosa le salió renacuajo. Dos saludos.-