martes, 25 de noviembre de 2008

DE LA NUEVA SECCIÓN "IDEAS PRESTADAS"

EL CASTELLANO EXCLUYENTE.

La situación de las letras en esta, nuestra patria, es insostenible de todas todas. No hay manera humana o robótica de dar por ciertas las desfasadas teorías de unas decenas de señores que se tiene por más inteligentes y se autoproclaman “doctos emperadores de las letras, las tildes, las comas, los dos puntos, los puntos suspensivos y esos dos ojitos negros que se colocan sobre la u de pascuas a ramos” y se quedan tan panchos. ¡Y anchos! Unos pocos no pueden dictar las reglas ortográficas de unos cientos, ¿qué digo cientos?, ¡decenas de personas usando normas gramaticales que ni entienden ni comprenden!. Una felonía. Yo diría más, una barrabasada.

Reunido con mi amigo Servando Brochonez, este me comenta apesadumbrado “veo todos los días desde el balcón de mi humilde palacete frente a la Academia de la Lengua y la Oreja como los académicos se reúnen en sus imperiales sillones, dificultan las condiciones de vida de los escribientes y ríen mientras disparan a los pies de un mayordomo cargado de enciclopedias”. No puedo decir si es cierto o no, pero mi amigo Servando no es de esos que inventan mentiras: las compra ya hechas. Los académicos de la lengua imponen reglas estrictas, poco fiables, desbordantes en definitiva a un pueblo que sólo pretende escribir “huevo” sin “h”. ¿Acaso, me pregunto entre sollozos y golpeando una mesa de pino compostelano, acaso, repito, el huevo es menos huevo si no lleva h?. ¿Es un delito una falta ortográfica?¿Es un delito no pagar los impuestos por mis numerosos chalets de la costa?

La situación es más indignante desde la llegada de internet, ese juguete del maligno. Jóvenes abiertos, puros de corazón, con un acceso a la cultura sin cortapisas, sin límites, se rebelan ante la criptocracia imperante, ante los tecnócratas de la tilde, y eligen, libres, ¡sanos, con gorra en el interior de casa como forma de protesta! escribir sin miramientos de mayúsculas, tildes, separaciones, comas, reglas ortográficas o de decoro o con colores rutilantes y estrambóticos. Esto no debería hacerlos merecedores del insulto, de la burla y el escarnio, de los mercanchinfles de la coma. ¡Mozalbetes, doncellas, no hagáis caso a los que os dicen leer un libro, o escribir correctamente!, lo vuestro es rebeldía, constatación de un enfrentamiento a las más nimia regla gramatical. ¡Con ello conseguiréis sólo entenderos entre vosotros, que vuestro mensaje de rebeldía cuaje entre los púberes y que esos adultos puñeteros tan extraños metidos entre libros y empeñados en enseñaros algo queden con los faldones al aire!

Quizás en un mañana utópico en este país no se entienda ni la madre que nos parió, reine la anarquía y cada cual aparque donde le salga de las narices porque no entiende una señal de tráfico rotulada siguiendo esas estúpidas normas. Dejadme despedirme homenajeándolos: Biba la LivertaZ, Biba Llo, avajo la ortojrafia.

Salvador de Pestaña.

8 comentarios:

sangreybesos dijo...

Tne ustd + rzon k 1 snto.

Mr.Incógnito dijo...

Le pasaremos su apreciación a nuestro ideólogo a través del pony express.

Anónimo dijo...

Y porque los santos tienen que tener siempre la razon?
no se pueden equivocar?
no son humanos?

es decir... lo que he dicho para no repetirme.

el castellano está siendo oprimido por los catalanistas del pancatalanismo y el bollocatalanismo.

El otro dia vi que en un cine de barcelona iban a hacer una pelicula en catalan bernaculo, sin subtitulos ni nada.

ya está bien, entre normas decadentes y cines complices todo se va al garete (y el garete nos pilla lejos).


me amo

Mr.Incógnito dijo...

Responde nuestro ideólogo:

Lo de las lenguas autóctonas se resume en: yo hablo distinto para que el vecino no me entienda cuando lo critico. Le recuerdo, eso sí, que el tema tratado es la vejada ortografía, no la lengua en sí. Bastante tiene con lo que tiene para que encima hablar sobre ella. Con lo que pesamos.

Rubén dijo...

Señor Incógnito, dos puntos: no puedo por menos que estar de acuerdo con usted en todos los puntos de su égloga. Le aplaudo rabiosamente y prorrumpo en cabriolas hacia atrás. Desde hoy queda usted proclamado como mi nueva figura de referencia ideológica en materia gramatical y otros lobbimos relacionados.

Mr.Incógnito dijo...

Nos congratula su acuerdo hacia nuestros postulados y su facilidad para la cabriola a la remanguillé, pero recordamos que estas opiniones pertenecen por completo a nuestro colaborador Salvador de Pestaña.

En su defecto la habrá oído a alguien en un club privado o en la cola del estanco.

Rubén dijo...

Yo en la cola del estanco acostumbro a no hablar con nadie que no se una azafata de Winston dispuesta a obsequiarme una ridícula carterita por la compra al contado de diecisiete cartones. Supongo que entoces habrá sido en algún club privado.

Rectifico mis loas y queden redirigidas a Salvador de Pestaña.

Mr.Incógnito dijo...

Rectificar es de sabios. Por eso a la clase política le sale todo a la primera.

Dos saludos.