viernes, 10 de noviembre de 2006

UN ALIEN ENTRE NOSOTROS.

¡PODRÍA ESPERAR EL AUTOBÚS JUNTO A USTED MAÑANA MISMO!

Saludos estimados lectores y visitantes ocasionales. Les ofrecemos en esta ocasión una de las más asombrosas historias que han pasado por la papelera de otros periódicos importantes y nosotros hemos tenido a bien recoger con pinzas ( nos daba un poquito de aprensión ). Con el citado artículo desterraremos todo tipo de dudas acerca de la existencia de entidades orgánicas bajitas provenientes de otros planetas y/o pedruscos gordos en órbita. Pongan sus cerebros en modo “asombro”, que comenzamos.

19 de octubre. Habocoloum ( Petarda, Illinois ).

12:25 a.m. Hilgor Strabismo, responsable perpetuo del control de Invasiones Alienígenas Solapadas se ve obligado a soltar las bolsas de la compra al entrar en su domicilio. Una llamada al teléfono secreto hace que se le espanten las cejas: se confirma un contacto de clase uno ( extraterrestre a tiro de piedra ). Tarda en salir por la puerta el tiempo necesario de dar un beso en la frente a la cafetera y poner a calentar a su esposa.

12:43. Hilgor llega al lugar de los hechos. Un agente tras un naranjo le entrega la última hora. Un veloz ente alienígena ( conocido en el argot gubernamental como “mira que bicho” ) ha atravesado los cultivos del señor Alkazeser, dejando las acelgas hechas una birria. Unos expertos de vacaciones en un albergue rural cercano se pasan por allí a echar un vistazo. En su opinión, se trata de extraterrestre por el modo de pisar, la profundidad de las huellas y porque cualquiera le decía al señor Alkazeser que estaba equivocado.

13:02. Casa Parda. El ujier de guardia da aviso a su majestad el presidente de tan misterioso hecho. Minutos después, el servicio secreto, la primera dama y un grupo de excursionistas guatemaltecos se afanan en tranquilizar a su señoría presidencialísima y sacarlo de debajo de la mesa.

14:59 Cuarenta autobuses color verde pistacho se desplazan hasta Habocoloum. En ellos, agentes federales que desconocen su destino y su misión. Tal es así, que la mayoría visten de sport y llevan la tartera, la señora y los hijos, creyendo que es una excursión.


Imágenes propiedad de "Amazing World News". Todos los derechos remojados.

16:04 James Oplón, correveydiles oficial del pueblo, avisa a los agentes de que ha visto al supuesto alienígena correteando por el patio trasero de su vecina. A la pregunta “¿qué hacía usted mirando la ventana del dormitorio de su vecina?”, el acalorado testigo esquiva la pregunta realizando una estupenda imitación de la grulla moteada, que es recibida con aplausos por parte de los agentes allí presentes.

18:38 y pico. Hilgor Strabismo, capitaneando un pelotón del Cuerpo Especial de Operaciones Inusitadas ( uniforme grana y oro ) y con la ayuda del Departamento del Sans Sheriff, los excursionistas del FEBEY y voluntarios desocupados del pueblo acorralan al ente, oculto bajo un matorral. Hilgor suelta el arma, le da un puntapié y se aleja dos pasos. El comandante de reemplazo le avisa que eso se lo tendría que pedir el alienígena a lo que Hilgor responde ( mu salao el ) “ es para ir ahorrando tiempo “. Poco después se efectúa la primera comunicación con el marciano ( hace rato se nos acabaron los sinónimos ). En un extraño idioma, pronuncia “ quietos paraos, no tiren que salgo ya”. El extraño ser es trasladado a las dependencias del ejército tapando su coronilla con la mano,para evitar que se diera un golpe al entrar al vehículo.

Según el informe oficial , el ente responde ( tras unos segundos ) al nombre de Michael Regüeldez, natural de Cuesta del Piojo. Según el examen médico ( aprobado raspado ). Se observan en el extrañas carácterísticas, como profusión capilar, ojos extremadamente separados y remate de extremidades inferiores ridículamente grandes. En declaraciones del sujeto “ No se puede salir a correr tranquilo. A mi desde muy pequeño me confundían con cosas: un chihuahua, una merluza, un buzón de correos etcétera. Ahora ustedes me dicen que si soy extraterrestre.... Y lo peor es que como no me suelten pronto, mi señora me va a echar la bronca por llegar tarde a cenar” En compensación, Michael Regüeldez ha sido nombrado Embajador de Buenas Maneras del Planeta Tierra para que, si un día nos visitan los alienígenas, tengan a un interlocutor parecido a ellos.

Les dijimos que averigüariamos si los extraterrestres existen. Pues ya ven que no, quiténselo de la cabeza y aprovechen su tiempo en cosas útiles, como leer o mandar mensajes eseemeeses a la tele.

Informó Jhon Howard Tulipán, corresponsal en EE.UU.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó mas el post anterior. sorry.

Consulto Conspicuo dijo...

Pues a mí no me gusta nada el que ha escrito arriba.
Y tampoco los bocadillos de calamares... qué cosa más pringosa.
He de decir que esta ingeniosa maniobra de distracción ha sido perpetrada para ocultarnos la realidad con fuegos de artificio. La verdadera noticia aquí es que los huevos fritos se están rebelando para devorarnos vivos a todos. Ya están en las élites... en la CIA, en el Pantagologo, en el jurado de "Mira quien come"... Sus planes de invasión y venganza colesterolada están a punto de desatarse. Y nadie presta atención a los avisos.
¡Huyan de los huevos! ¡Ya están aquí!

Mr.Incógnito dijo...

la gente normal: le colocaremos al redactor un "necesita mejorar" como en el cole.

consulto: sagaz observación que habíamos pasado por alto. Pero como tenemos yemafobia ( terror atávico a los huevos ) no podremos investigar la historia.