martes, 4 de octubre de 2005


El doctor en una foto para la posteridad, pensando que posaba para la portada de un disco.
 Posted by Picasa

3 comentarios:

neochema dijo...

Un tipo que conozco (dibujante o algo así) dejó de ir al psicologo
y se despidio diciendole; yo no necesito un psicologo!!!lo que necesito es un agente que mueva mis dibujos !!!
Pero hay cosas verdaderamente mucho mas espeluznantes que esta anecdota y sin duda alguna esas cosas son (sin contar los agujeros de los calcetines provocados por el olvido en el corte de las uñas
todo lo contrario a la ungulafobia)y como decía esas cosas son; los terribles rastros dejados por las croquetas asesinas cuando nadie las vé por las noches, deslizandose sigilosamente por encimeras y microjondas, las croquetas sueltan pequeñas mijillas compuestas principalmente por pan rallado sofrito y que son muestra de la enorme fiereza de esta especie, y si;son asesinas de albondigas en salsa con guisantes. El odio de las croquetas (que no cocretas) hacia las albondigas (que no almondigas) es algo verdaderamente de estudio.
Si es que....

neochema dijo...

Por cierto las almacigas son otro misterio de la humanidad, pero eso ya lo trataban en una pélicula.

Mr.Incógnito dijo...

Amigo mio, ha descendido usted a la base de los miedos atávicos de todos los mamímeros vertebrados que se hacen llamar humanos: croquetas y almóndigas de comportamiento mezquino. Nada hay que de más temor...bueno, una vez una tortilla de patatas me dió un buen susto, pero me las arreglé para poner en cuarentena doce manzanas del centro de la ciudad y la situación se normalizó...pero como usted dice, esto es de otra película.