domingo, 13 de septiembre de 2009

4 comentarios:

El Señor de las Moscas dijo...

¡Oh Dios! ¡Qué emocionancia! ¿Y qué hay que hacer para concursar? ¿O funciona así, por el forro?

loquemeahorro dijo...

je-je-je (risa diabólica), muy bueno, Mr. Incógnito, ahora mismo vivimos una plaga (que ni la de la langosta) de anuncios de "te solucionamos la vida... o eso es lo que tú te crees"

Jo, la mortadela... no la pruebo desde los bocatas de un campamento de verano al que fui con 13 años, y dije, "bueno, como broma ya está bien"

S. dijo...

me encanta la mortadela con aceitunas quiero una quiero unaaaaaaaaaaa

Mr.Incógnito dijo...

Pedimos de nuevo setecientas quince disculpas a los lectores contribuyentes por nuestra falta de respuesta debido a la propia falta de comunicación por nuestra parte.

El señor de las moscas: El funsionamiento es bien sencillo: compre usted productos moscafé en la gama descafeinado, con grumos y para tapar grietas, reuna los códigos de barras y reze mucho al acostarse. La mortadela puede ser suya.

Lo que me ahorro: Siempre le podemos arreglar una reunión con esa mortadela amiga suya que no ve desde el campamento. Póngase en contacto con nuestro servicio de ponerse en contacto.

S.: Pues no lo dude y participe. Además de la emoción falsa por concursar en un evento amañado contribuirá usted al pago del yate del señor dueño de Moscafé.

Y ante todo, recuerden, Moscafé siempre fabrica para otras marcas.