sábado, 5 de septiembre de 2009

SÓTANO 71 EXPRESS

APOCALÍPTICA PLAGA DE LANGOSTAS NO ANUNCIA NADA BUENO.

Desde la redacción de Tupelo ( Mississippi ).


Malos augurios se presentan ante nosotros de confirmarse esta invasión. Desde el pasado miércoles a la hora del donut, millardos de langostas asolan campos, ciudades, comunidades de vecinos y roperos empotrados en una escalada “que es para verla” según declaraciones de un vecino al que un primo suyo se lo ha comentado en el almuerzo.

Se tratan de langostas marinas ataviadas con cascos presurizados rellenos de agua, todo un prodigio de plan maléfico digno de las mejores películas de serie z, de las cuales se desconoce su origen. Estas gambas de calibre medio subyugan a los humanos a base de cosquillas en la base del cogote y llamando por teléfono a servicios de asistencia sin tener nada que preguntar. La situación es calamitosa, pero los presidentes mundiales se han puesto manos a la obra para liberar al mundo.

Armados con tarros de salsa de coctel y dotados de una asombrosa rapidez en el pelado de los citados bichejos, están dando cuenta de las gambas a una velocidad pasmosa. “Estamos acostumbrados a este ejercicio, llevamos años dedicados a esto pero nunca pensamos que fuera por el bien de la humanidad”. Al grupo de políticos se han unido conferenciantes, faranduleros, presidentes de clubes deportivos y demás tragaldabas a mansalva, luchando por un mañana mejor en el que hincar el diente a un buen chuletón. Avisados quedan: si de esta nos salvan no podremos llamarlos vagos y maleantes en una buena temporada.

4 comentarios:

El Señor de las Moscas dijo...

Me alegra que me saque el tema de la ambivalencia del sustantivo 'langosta', querido amigo, porque yo me he enterado hace una cantidad de tiempo vergonzosamente corta que las famosas plagas de ídems no son de langostas en su sentido crustáceo, si no de langostas en su saltamontuna acepción -también llamados 'langostos' en las latitudes sureñas de este país, segun tengo entendido-. Y claro, me preguntaba yo a qué viene eso de que las langostas se comían las cosechas, todo un clásico de las plagas, lo de que arrasen con las cosechas, y yo me imaginaba los trigales infestos de cangrejos y crustráceos de todo tipo y pensaba, será posible esto que se imaginan mis ojos.

S. dijo...

Lo siento no he podido terminar de leer,no soporto a esos bichos.Me he visto rodeada por ellos.Me atacan!!!!me atacan!!!!

loquemeahorro dijo...

No se te olviden "invitados a presentaciones de libros (o lo que sea) y sobre todo a bodas".

En serio ¿la obsesión por las langostas de las bodas ha sido estudiada ya por Eduardo Punset?

Por cierto, me contó cierto ser humano que fue a no sé qué sarao en el que estaba cierto "periodista" con pelo cortinilla, que no dejó marcharse a la camarera de las croquetas, hasta que él y sus secuaces se acabaron la susodicha bandeja.

Mr.Incógnito dijo...

Disculpen la dilación debido a causas ajenas a nuestra voluntad y, por qué no decirlo, a nuestro retraso intrínseco.

El señor de las moscas:Vamos, que veía usted al agricultor de turno con las manos en las orejas de rabia y su visión del asunto era una especie de invasión de venusinos pequeñitos. No le quiero contar cuando conozca usted el término "mangosta". Se va a terminar de liar.

S.:La siguiente noticia carecerá en absoluto de estos bichitos. Aunque pueden aparecer otros que den repelús al resto...si es que no se sabe como acertar.

loquemeahorro: La langosta viste mucho en bodorrios por su don de gentes y su locuacidad, admirada por pequeños y calvos. Sobre el caso que usted comenta no nos extraña nada. Como "arrejuntaos" de la cultura nos hemos visto en algún acto del estilo con comida incluida y ríase usted de las cargas del flim "300 y pico" en comparación con los voraces comensales.