lunes, 18 de mayo de 2009

OPERACIÓN DESTROYER.

SU VEHÍCULO DE DESTRUCCIÓN FUTURÍSTICA A PRECIOS RAZONABLES.

- Nos encontramos este mediodía de visita en el concesionario Rata Maloliente McKenzie, que se va a encargar de guiarnos en el proceso de compra de nuestro utilitario de demolición. Buenas tardes señor McKenzie.
- Llámeme Rata Maloliente por favor.
- Quedamos en sus manos, ¿qué compra recomendaría a nuestros lectores?
- Bueno, pese a ser un año en el que se ha notado, sin duda, la bajada del ratio de ventas, el modelo Masacre Rodante Gt es la alternativa del usuario medio.
- Me suena, ¿no recibió una calificación cinco calaveras en el Test Cuttroath?
- Un porcentaje de resistencia increíble, no cabe duda. Pero no quedan ahí sus características.
- ¿Aún hay más?
- Quizás lo más destacable sea su capacidad de adaptación para el guerrero de la carretera medio. De serie presenta un bastidor tubular con doble refuerzo para vuelcos, asiento regulable en dos alturas, neumáticos escogidos de entre los mejores vertederos tóxicos del páramo y un motor de alta capacidad.
- ¿Las características de este motor?
- Bueno, este punto depende mucho de la rapiña, pero nunca bajamos de unos mínimos. Este que tiene aquí, por ejemplo, monta un 2000 CC 180Cv, pero no solemos tener tanta suerte. Nos viene de un altercado con mutoides, pero entienda que no puedo decirle su procedencia en concreto. ¡La competencia es salvaje!
- Descuide, lo entiendo ¿y las opciones?
- ¡Es lo mejor!, gracias a su espacio y a los anclajes especiales puede montarlo a su gusto de arriba abajo. Por ejemplo, este monta una ametralladora sobre el capó, cuchillas en las ruedas posteriores...
- ¡Eso es todo un clásico!
- El mercado tiene sus modas. También se solicita con frecuencia el segundo asiento de tirador, esto pasa cuando el justiciero del asfalto viene al concesionario con su pareja. ¿Tiene usted esposa?
- No por el momento, pero ¿quién sabe? En cualquier estación de servicio desamparada siempre puede uno cruzarse con el amor.
- ¡Si antes no le vuelan la cabeza!
- ¡Ja ja ja! tiene usted mucha razón.
- Sigamos si lo considera oportuno.
- Por favor.
- Los látigos de cadenas se los regala esta casa, un obsequio.
- ¿Y el puesto de lanzador de arpones trasero?
- Bueno, es cuestión de consultarlo en talleres. Los solemos montar en modelos más voluminosos.
- Perdone, me apasiona esto y por momentos abandono mi papel de entrevistador.
- Quite quite, que si le interesa siempre se puede hacer un buen precio.
- Bueno, estupendo.
- ¿Para qué lo usaría?
- Bueno, lo normal, incursiones de robo en supermercados, asustar colonos, combate desértico...
- Entonces este es el modelo perfecto. Luego de serie vienen siempre los detallitos clásicos. Qué se yo, compartimiento especial para escopetas recortadas, soporte para balas en salpicadero...
- ¿Y un marcador de víctimas analógico con forma de cobra?
- ¡Vaya, si tenemos todo un iniciado! Claro, es un complemento caro, pero sí, lo podemos instalar.
- ¿Y qué tal anda de fiabilidad? Ya me entiende.
- Llevo vendidas muchas unidades y, hasta el momento, ninguna banda de locos sanguinarios ha venido a quemarme el concesionario, ¡por algo será!
- Toda una garantía. ¿Algo que desee añadir para terminar?
- Recuerden siempre el plan Destroyer. Este mes, como oferta especial, si nos trae su viejo trasto, esté como esté, un diez por ciento de descuento y de regalo una calavera de búfalo para el frontal. ¡Incluso si el coche es robado o ganado en carreras ilegales!. Nuestro lema, “Vendemos máquinas, no hacemos preguntas”
- Pues esto ha sido todo en este especial del motor apocalíptico. Permanezcan atentos si no quieren perderse los resultados del BloodBowl con el resumen del interesante partido Utah Squishers contra Texas Razors en esta misma cadena. No toquen el mando ¡si no quieren quedarse sin manos! Un placer, Rata Maloliente.
- No, el placer ha sido mío.
- Hasta la próxima, amantes del Apocalipsis.


La imagen mostrada no es contractual. Los modelos pueden sufrir
cambios dependiendo del grado de apocalipsis.

La cadena televisiva de la República Refundada de Colonos del Norte les ha ofrecido este espacio de utilidad pública.

6 comentarios:

loquemeahorro dijo...

¿Y si hubiera habido un lamentable accidente en el rodaje del primer Mad Max y hubiera ocurrido algo que hubiera impedido a Mel Gibson seguir en el mundo del cine?

¿No sería terrible?

Rubén dijo...

Desde mi experiencia como conductor que abunda en la A-1 y allende Burgos con cierta periodicidad, le confieso: sueño con el día en el que la DGT me permita equipar el capó de mi coche con un genuino ariete cabeza-de-cabra en bronce y estilo micénico, si fuera posible. Iba la gente a aprender a respetar mis intermitentes en las rotondas.

Mr.Incógnito dijo...

Vamos al examen teórico:

loquemeahorro: Los efectos de los denominados "universos paralelos" quedarán para otro día. No obstante, no imaginamos un mundo sin los jocosos muchachos de arma letal 1, 2, 3, 4 ...n+1

Rubén: ¿acaso no es ese el deseo de todo conductor? Por ahora le recomendamos que ahorre para la adquicisión de un genuino Big Foot. Nos referimos al vehículo. Aunque un mono gigante como copiloto tampoco tiene desperdicio.

loquemeahorro dijo...

Había olvidado Arma Letal (qué suerte), pensaba más bien en sus delirios de director pro-violencia, como El Patriota (también llamado El Idiota) "pego trabucazos, pero porque no me quedan más güevos"
¿Y qué decir de La Pasión? Pues que no la he visto (suerte, again), pero ¿qué es? ¿cine gore antisemita?

Silderia dijo...

¿Se podría equipar el modelo con ruedas de 10m de diámetro para poder circular tranquilamente sin preocuparte por el tráfico? A parte de un buen bazoca y un sistema antirrobo lanzallamas, por supuesto, todo por la seguirdad que son autos muy golosos en estos tiempos. Ya se sabe.

Mr.Incógnito dijo...

Loquemeahorro: Es cierto que se le puede aplicar la frase futurística de Bart Simpson :"Jo tio, tú antes molabas ".

Silderia: Usted piensa también en un bigfoot, modelo de gran implantación en las carreteras del páramo desértico debido a su...bueno, es aparecer y quitarse las ganas de juergas de bandas rivales. La seguridad es muy importante, sobre todo cuando pueden sustraerle el vehículo y darle la tarde en plena huida.