sábado, 19 de mayo de 2007

LO ÚLTIMO EN VIAJES DE ÚLTIMA HORA.

VISITE A SU TÍA DE SEBASTOPOL POR POCOS EUROS.

Entre los presentes al otro lado del monitor de seguro habrá entes humanos aficionados al bello arte de viajar, unos porque ya venían con la vocación desde pequeñitos de ir de excursión a la luna y otros porque harían lo que fuera por quitarse al jefe de encima al menos quince días ( contentos estarían si se lo quitaran quince minutos ). En esto que un señor listo con canas ha visto el nicho de mercado y limpiándolo previamente ha procedido a crear un operador de viajes de última hora. Previa comisión ( y tras haber comprobado que el billete de cinco euros era de los buenos ) les presentamos gustosos “Fly in the last Second Servicios Aeroportuarios Baratitos S.L”.

Póngamonos en situación. Tras decir a su jefe que va a comprar folios de los amarillos a la papelería de la esquina saca usted las maletas del servicio y se larga de viaje de fin de semana a un paradero remoto de esos mundos del Señor. Pero claro, lleva una semana pensando en la infalible excusa para largarse antes de tiempo y se ha olvidado de reservar pasajes...bueno, también se ha olvidado de pasar por casa para recoger a su señora, a la madre de su señora y al periquito de la madre de su señora, ¿ porqué mira hacia allá silbando?...vale, no ha sido un olvido. Llega usted con la lengua fuera al aeropuerto buscando un pasaje rapidito y tirando a económico. Este es el punto en el que los alegres señores de “Fly in the last Second” ( ahora que me fijo, parece que el billete tiene un poquito despegado el holograma ) han pensado en usted y en los millardos de usuarios que como usted, deja las cosas para última hora. ¿Está dispuesto a todo por viajar?...veo que asiente, claro, cualquiera vuelve a casa y se lo cuenta a su costilla...Bien, dependiendo del destino elegido, usted podría volar desde sólo cincuenta céntimos de ecus, impuestos y pamplinas incluidos. No se asute y salga de detrás de la columna, que en los aeropuertos no se pueden hacer muchas tonterías.

Sí, lo que le contamos es cierto ( bueno, al menos es cierto que viene en el papelito que nos han pasado ). Claro, que usted que es un hombre de su tiempo y amigo de su quiosquero, y no confiará en estas ofertas estrella que brotan como hongos en un servicio con humedades ( bluergh ) y se rascará la coronilla buscando el truco. Pero no lo hay. Fly in the last Second no cuenta con mostradores, ni agentes ni gastos superfluos ( oye Fermín, ¿en los billetes de cinco euros viene la imagen del Dioni?, anda, ve a preguntar ). El procedimiento es bien simple. Usted se sitúa en la pista del aeropuerto. Mediante un acuerdo de la compañía con los principales operadores, los aviones permanecerán con las puertas abiertas durante cinco segundos tras su despegue. En ese momento, un señor con cejas pobladas de claro origen rural lo cogerá por las solapas y preguntará con armoniosa voz :” ¡LOS DE ARRIBAAA, ¿LES QUEDA ALGÚN HUECOOOO?!”. De ser así este amable señor tras cobrarle el irrisorio precio ejecutando un par de giros olímpicos y con la mayor puntería que le sea posible, le introducirá a usted de un certero lanzamiento al avión, momento en el que se procederá a cerrar herméticamente el avión, poner el intermitente y poner rumbo al paraiso.


Son todo ventajas. No lo dude, si busca una compañía para sus viajes de última hora recurran a...( Fermín, un momento hijo, ¿en los billetes de cinco euros suele venir detrás la cartelera de los cines de Cuenca?...a mí me parece que no...ay, a que nos han vuelto a timar...). ¡No corráis Filibusteros!, Fermín, alcánzame la grapadora que los tengo a tiro.

Informó Louis Alfonsé du Jetlag, que opina que como en casa no se está en ningún sitio.

2 comentarios:

la azafata de F.L.S. dijo...

Es todo CIERTO, se lo puedo asegurar, soy la única azafata de la compañía, además de la hija del dueño (el señor con cejas pobladas de claro origen rural) y novia del comandante de nuestra aeronave (sí tenemos una propia)
Somos una empresa SERIA, hemos hecho un cursillo CCC y nos sabemos de memoria "Aterriza como puedas y todas sus secuelas".
Desde aquí les invito a conocernos y a recordarles que EL QUE NO CORRE, NO VUELA.

Mr.Incógnito dijo...

Que es cierto se lo podemos asegurar, uno de nuestros redactores dejó el recuerdo de sus muelas de jucio en la puerta del avión viajando con esta compañía. Y ahora que hemos contactado con usted, cuando vayamos a investigar misterios misteriosos en larga distancia contrataremos la excursión con ustedes.