jueves, 8 de junio de 2006

VIA RÁPIDA DE FORRARSE NÚM. 17.230.

O DE CÓMO UNAS REFORMITAS DOMÉSTICAS PUEDEN SALIR RENTABLES.

Fulgencio no podía imaginar lo que iba a cambiar su vida cuando se encontraba en la droguería de su barrio dudando si pintar su habitación de amarillo crema o de verde petulante. Había afrontado unas reformas en su pequeño piso de la localidad lorenzana de Santos Picores no por estética, sino por la colonia de hongos con enanitos dentro que brotaban de las paredes. A primeras horas de la mañana del pasado 14 de mayo se propuso retirar el ropero del dormitorio, tarea que afrontó con ganas, optimismo y haciendo un par de descansitos para picotear. Terminada la tarea se encontró con la pared a embadurnar, pero algo llamó su atención: una tremenda flecha señalando un punto del muro. Llevado por la lógica curiosidad humana, abrió un desmedido boquete ayudado por una cucharilla de postre ( por no tener otra herramienta a mano ) encontrándo en el lugar indicado una serie de objetos envueltos en una vieja tela. No podía creer lo que le dijo el tasador al que llevó su hallazgo treinta minutos más tarde ( por culpa del autobús, había que verlo correr escaleras abajo ). No cabía duda: era el set de manicura del mismísimo Napoleón.


Napoleón en un famoso grabado que lo retrata en el momento de esconderse su cortauñas en la pechera ante la entrada de un general en su despacho.


Napoleón, en líneas muy generales, era un señor con flequillo que se dedicó a conquistar cosas. Ascendió en el escalafón logrando ser un tipo con influencias, y al final por unos tiras y aflojas con unos señores británicos, lo mandaron a unas largas vacaciones a una isla sin mucho interés. Según los historiadores más taciturnos, Napoleón pasó un puente festivo en Santos Picores, visitando a una cuñada suya. Estando en esta localidad, revisó su equipaje y comprobó que había olvidado sus instrumentos de cuidado manual. Adquirió uno nuevo y pensando que volvería, dejó estos objetos en la casa ( que tiempo más tarde ocuparían un asalariado de la banca, una chistorrera, un probador de bombillas, un bigotudo de rancio abolengo y por fín nuestro amigo Fulgencio ) pero ya se sabe, la vida de estratega, que si conquista esto, que si invade aquello de más allá, vamos, que se le fue de la cabeza.

Gran suerte para Fulgencio, que no ha perdido el tiempo y ha vendido los objetos por un precio desorbitado, riéndose en la cara de una señora con rulos que se los pidió para un museo de manera gratuita. La casa de subastas Chanchullo´s de Londres incluyó en su catálogo el cortauñas y la lima de Napoleón en un lote subastado el pasado sábado, alcanzando el precio de docemil libras. La página de venta por internete “Ahivais” consiguió vender el cortapadrastros por una cifra similar. Por último, la compañía Xpectacules International ha adquirido el sacamugre de bajo las uñas, con la esperanza de poder clonar al emperador para exponerlo en su próximo parque temático-histórico, acompañado de personaliades tales como un señor de cromagnon, el escayolista de la capilla sixtina y la mula francis.




Conocida la noticia, porque la gente es muy cotilla, cientos de personas se han avalanzado a dejar sus paredes como quesos de gruyere en busca de tesoros, barcos piratas o cuadros de mucho valor que se han rociado de gotelé en un descuido. Hecho este muy bien recibido por ferreterías, que están haciendo el agosto vendiendo herramientas y albañiles, que acuden tras los dos estropicios: la apertura del muro en cuestión y el intento de arreglo. Desde aquí animamos al personal a intentarlo en sus hogares, y ahora les dejo, que me toca el turno de taladrar la pared de la sala de juntas.

Informó Benito Cueceleches.

5 comentarios:

Deyector dijo...

Yo he encontrado lo que parece ser caspa de Don Rodrigo debajo de mi cama ¿se venderá bien?

Mr.Incógnito dijo...

En opinión de nuestros expertos, alcanzará un buen precio si está bien conservada (guárdela bien hombre)

queen lili dijo...

En mi casa, y sólo en la mía no busquéis en la vuestra están las cucarachas de Nefertiti, únicas en Madrid,ahí estoy cuidándolas con esmero...

Mr.Incógnito dijo...

¿Andan por la cocina de perfil?

queen lili dijo...

jsjsjsjs