miércoles, 22 de marzo de 2006

THE CONSTRUCTORS.

LA RAZA QUE CONSTRUYE EL MUNDO.

Estimado lector, querida lectora, usted no nos conoce ( es más probable que conozca a un premiado con el gordo de la primitiva ). Mediante este medio queremos presentarnos. Les hablaremos de nosotros, una estirpe con siglos de experiencia, deseando difundir la realidad de este grupo de amables tipos que conformamos, vendedores de un producto que el ciudadano mediano paga en tan solo vida y media ( no se quejarán las generaciones venideras,una deuda, que gran herencia ). Somos los constructores.

La naturaleza, hay que decirlo, nos ha dotado de olfato para hallar solares o, en su caso, edificaciones en la que los vecinos, a poco que intimid....esto....insistas un poquito, se van alegremente. El constructor señala, ecuánime cual Cesar de los tiempos modernos, el territorio a rellenar con edificios de viviendas, bajos comerciales y portales con sus buzones ( y sus correspondientes propagandas variopintas ), calcula un precio e instala una coqueta casetita donde pone a disposición del comprador una señora y una primorosa maqueta de cartón-piedra con sus cochecitos y sus farolas en miniatura. Una vez construido el edificio, llega la parte geométrica: cuadrar cuentas y redondear cifras, y lógicamente, nos reservamos un ínfimo porcentaje, que ya se sabe que la vida anda un poquito apretada y sin un par de cientos de millones de euros en el bolsillo no se puede ir a la compra, que los tomates han subido muchísimo. Somos humildes, sabiendo como sabemos distinguir materiales de tal manera que la construcción se hace con lo más barato que da el mercado ( que le digo yo, periódicos amasados, plastilina pasada de fecha, recortes de azulejos....) no lo comunicamos a los cuatro vientos, no que va, preferimos ser conocidos por otros aspectos, que nos aprecien por nosotros mismos.

Con la habilidad de planificar inmuebles en equilibrio sobre un risco o tan pegadito al mar como para lanzarse al agua desde la ventana del salón, hemos sabido rodearnos de personajes útiles para el ejercicio de nuestra conquist....profesión. Comerciales sonrientes y voluntariosos que venderían su hígado ( por buen precio ), trabajadores del ramo del crédito acuchadillo y unos señores que ustedes mismos eligen, con capacidad de dar un papelillo firmado por el cual se puede construir en sitios en donde hasta hace dos días estaba prohibido, mediante el intercambio cordial de un maletín relleno....bueno...relleno de buenas intenciones...y papelitos...muchos papelitos.

¿El futuro de nuestro linaje?, es ciertamente incierto. En un planeta como este, tanto mar como hay suelto, pone trabas a la libre disposición de negocio inmobiliario. Es sabido que lo que son los cimientos no agarran bien en agua ( que conste que ya lo hemos intentado ), y que hacer una isla no nos sale rentable ni usando masa de pan. Por ello, es nuestra intención expandir negocio, porque allá, en el vasto universo, hay miles de planetas para construir, tierra firme sin una gota de agua. Recapaciten, el universo esta formado por “Sistemas Solares”,y no se llaman así precisamente por el sol....que por cierto, es una lata de astro, su superficie quema tanto que los operarios no soportan construir allí....porque mercado hay, que por compradores que no quede.

Cristino Julianez del Ladrillo, presidente honorífico de la Tenebrosa Orden de Constructores.




Dos compañeros de la Orden, felices ante un nuevo solar para construir.

9 comentarios:

Cyber dijo...

¿Todo eso es fruto del rico antimonio? ¡Ríanse del Ceregumíl, mondieu!

Mr.Incógnito dijo...

Todo, ya dijimos que es remedio eficaz para todos los contubernios...

Atala dijo...

A las buenas tardes. He caido subyugada ante este descubrimiento. Podrían pasar por casa para darme presupuesto presupuesto? Je, Je, Je!*






*(acompáñese con movimiento de manos brujeril propiamente a malad femanina)

El Gran Chimp dijo...

Joder, cada vez nos pasamos más con los pobres constructores, si sólo quieren darnos un techo donde vivir!!! En fin, yo creo que esto tiene que ir al Tribunal Uropeo de Derechos Umanos (TUDU).

Mr.Incógnito dijo...

Esta tarde pasarán por su casa, claro, hay que tener en cuenta el lenguaje de la hermandad, "esta tarde" se traduce como "cuando tengamos un hueco y/o nos apetezca".

Puede interponer demanda en el TUDU, pero no crea que haciéndoles la pelota le van a rebajar el valor del piso, eso es otra historia.

ZzazZ dijo...

En todo caso podrá ir al Tribunal Uropeo de Rockefellers Uropeos Repasados y Untados (vamos, que TURURÚ).

Mr.Incógnito dijo...

Vayan a donde vayan, en cuanto le digan al juez de turno que le arreglan los baños del juzgado a precio de ganga, la cosa va a quedar en tablas...estos personajes manejan muchos hilos...

Bereni-C dijo...

Vaya casualidad, justo me estaba yo acordando de las progenitoras de estos señores... ejem... que serían unas santa s pero sus hijos... unos hijos de la gran... esto... ain... que se me va la olla.

Mr.Incógnito dijo...

Tenga cuidado, que los que mandan en el tema de las internetes le ponen filtros anti insultos, y su comunicación se corta...

Pero lo son...lo son...