jueves, 2 de febrero de 2006

TARDE Y MAL: RESPONDIENDO AL MANIC MEME

EDICIÓN ESPECIAL NOCTURNA EN LA QUE EL DUEÑO DE ESTE CHIRINGUITO HABLA DE SUS MANÍAS.

Bien es sabido por todos los visitantes ( a los que aprovechamos la oportunidad para darle la mano uno a uno ) que esta casa no se caracteriza especialmente por hablar de la vida de un servidor. Quizás sea una ocasión especial...o quizás debería tomarmelo como si me entrevistaran en un show nocturnos de esos a los que no podría acudir debido a mis antecedentes. La cosa trata de hablar de cinco manías y pasar la pelota...creo que este ejercicio ha sido realizado por todo el mundo ( menos yo ) con los que mantengo cierta relación epistolar ( que en ocasiones dejo aparcada por luchas contra vampiros, compras en el super y demás quehaceres de mi vida diaría ) por lo que me he quedado sin gente a la que mandarla, se lo pasaría a la vecina pero no creo que entienda a estas alturas de que va el tema. Pero pasemos ya, sin más furúnculos, a las cinco manías.

-Leer revistas, periódicos, panfletos y demás propaganda empezando por la última página. Se encuentran cosas muy interesantes volteando el sentido de lectura, cosas que un jefe de redacción aparca en la trastienda de un periódico porque no le da importancia.

- Manosear las monedas que llevo en el bolsillo. Una manía estúpida, engorrosa, que deja en los dedos cierto olor a vil metal desagradable. Por suerte, no suele suceder eso de tener dinero en el bolsillo...¿he dicho por suerte?

-Estropear cosas: desde cadenas hi-fi a ordenadores, desde un huevo a un reactor nuclear ( si algún día me cruzara con alguno ). No son acciones realizadas a propósito ( en ocasiones este que les habla cree que sí ), pero al aproximarme a cualquier máquina, noto como el miedo corre por sus circuitos. Una manía o don que me servirá el día en el que a las máquinas se le crucen los cables y les de por conquistar el planeta.

-Llevar la contraria. Bonita manía que saca de sus casillas al más pintado, incluso a un servidor. Básicamente, a un argumento correcto, coherente, cabal e irreprochable, este que les escribe tiene que llevar la contraria, eso sí, mentalmente la mayoría de los casos. Ello me ha dado la oportunidad de ver el otro lado de las cosas. No son raras las ocasiones en las que me llevo la contraria a mi mismo, es una experiencia que deberían probar.

-Quinta y última. Intentar hacerlo todo a la prisa, corriendo, a las carreras y olvidando el dicho de “más vale mujer de zaragoza que fuerza”. Gracias a esta característica especial, y ante un amontonamiento de digamos...revistas, cuando este ser humano con patas intenta coger una no piensa ni por un momento en hacerlo usando la cabeza. Es mucho mejor pegar tirones, arrugar cubiertas y arrancar hojas.

Esto es todo, la verdad es que ha costado hacer una selección. Quedaron en la cuneta participantes dignos, como crujir los nudillos, mi curso trascendentepostural para dormir como un lirón ( simpáticos bichos ) o el estiramiento de tobillos bajo la mesa de trabajo...pero si les contara todo lo que soy, quizás me reconocieran un día por la calle, y en ese momento, tendríamos un problema.

Escribió a horas insospechadas Mr.Incógnito

5 comentarios:

Cyber dijo...

Quiero jugar...

- Comparto con usted la mania de leer el periodico al revés (solo el periódico). De hecho solo leo 2 páginas del Información de Alicante (el que dejan en el bar de abajo): la escaleta de TV que han preparado para hoy y la columna destructiva que alguien a decido epistolar sobre el programa de corazón de turno. Valiente cobarde...

- Ponerme "La naranja mecánica" para dormir. Los títulos de crédito y el discurso inicial del prota ("Aquí estabamos yo, es decir, Alex, y mis drugos en el Korova Milk Bar tomando leche-plús...."). A mi me funciona mejor que contar ñuses...

Las demás cosas que hago por impulso a lo largo del día no se pueden considerar como manías, sino simplemente actos reflejos de cómicas e imprevisibles consecuencias.

Saludos.

Flanagan dijo...

Tiene toda la razón en el tema de las máquinas. A mi me pasa lo mismo. Es probable que llegado el fatídico día en que se decidan a prescindir de sus creadores, usted y yo seamos utilizamos como arma de destrucción masiva en contra del enemigo... ains.

Mr.Incógnito dijo...

Y pensar que en un primer momento pensamos en pasarle la patata al señor cyber...en fin, lo apuntaremos para la próxima...y a usted le pasa con la naranja mecánica lo que a un señor que conocemos con las bandas sonoras de los resident evil.

Y lo de las máquinas tendrá su función futura quizás, pero hasta entonces es un don muy caro.

Kitty Pryde dijo...

No sabe como lo entiendo ...

Mr.Incógnito dijo...

Desde el destierro momentaneo en el que nos encontramos, limitados de medios pero a su vez vivos, gracias por el entendimiento.