sábado, 10 de diciembre de 2011

CRÓNICA DEPORTIVÍSTICA.

PROGRAMA INFORMATIVO DE GENTE QUE HACE UN ESFUERZO MIENTRAS USTED LOS PONE A CAER DE UN POLLINO.

Fanfarria de tintes competitivos aquí. Comentaristas con tono de de contarse las cosas en confesionario entran en cinco, cuatro, seis, dos...

- Moderadamente buenas tardes tengan casi todos ustedes. En directo de acción retardada le damos la bienvenida a la hora deportiva de Sótano 71. Desde el anexo polideportivo del Presbiterio Mayor de la Colegiata de Wetmister le invitamos a presenciar la demostración de nuestros atletas patrios.
- Los podrán ustedes reconocer entre el público porque muestran los sobacos sin pudor.
- Gracias por introducirte en la entradilla sin el menor mínimo gesto por mi parte de darte paso.
- No hombre, a ti.
- Nos espera una exhibición digna de ser copiada al carboncillo por nuestros espectadores. Pocas veces podrán ver una empresa arriesgando capital ajeno para retransmitir un evento de tan dudoso provecho. Pero hay que apoyar todas las ramas del deporte.
- Por supuesto, no siempre podemos estar informando de balonmano sobre esquís y de la natación de secano. Hay que diversificar.
- Es una competencia muy dura la que hay en esta especialidad de sueño libre sobre colchón de muelles. Tú que llevas tantos años en este mundo de acostarse cuando la gente de bien está comprando el pan y la prensa, ¿qué opinas?
- Podría parecer que esto lo puede hacer cualquiera. Y en efecto así es. Pero hay que dedicarle muchas horas y sacrificar muchas obligaciones fastidiosas para coger tablas en esto de dormir.
- Aparece en esta estupenda pista nuestro representante, Jose Luísa Soneto, que viene renqueando de una mala postura en el último Simposium Internacional de Siesta de Sobremesa en Helpsinki. Algo que ha tenido en duda su aparición hasta los últimos minutos de esta tarde en los que responsables de la organización han estado esperándolo en la puerta.
- Pero se le ve muy seguro, fíjate, ya se va rascando un costado y entrecerrando los párpados.
- Se acerca a la cama reglamentaria. Estira bien antebrazos y canillas. Pone el despertador...
- Es importante el tiempo de ejecución.
- Y se tapa. Atención porque a partir de ahora todo cuenta para la nota final. Comienza mirando al techo, una postura quizás muy académica y conservadora para empezar.
- Soneto siempre sorprende en el último tramo, desde el alivio de vejiga de las seis hasta el despertador.
- Ejecuta una media vuelta que lo deja con el moflete izquierdo pegado a la almohada.
- Una buena maniobra de looking to the wall que dicen en países de habla rara.
- Pero tiene que tener cuidado, se puede haber dejado el brazo debajo y un miembro dormido a estas alturas sería fatal. Creo que es buen momento para marcharnos a un corte publicitario y así ahorramos a los espectadores el hurgar de orificios nasales.
- Tú tienes el botón del mando compañero.
- No lo olvides nunca. Hasta ahora.



Pomadas para juanetes Resquemor Forte patrocina este espacio.

- Se rumorea que en la redacción van a hacer un recorte a la altura de los tobillos de agárrate y...
- Volvemos a la retransmisión. Durante la pausa Soneto ha encontrado la postura propia y está ejecutando la tanda obligatoria de ronquidos a mandíbula descolgada.
- Lo está llevando muy bien. Se le nota el entrenamiento de alveolos pulmonares.
- Interrumpe ahora para girarse. Atención, atención que saca un pie por fuera. Atención, que puede haber descalificación.
- Le va a costar nota pero todavía tiene tiempo de arreglarlo.
- Parece que se ha dado cuenta, tira de la manta compostelana de doble hilo trenzado y está cubierto de nuevo.
- Vaya momentos que nos ha hecho pasar.
- Desde luego, va a tener que esforzarse mucho para que la sanción pertinente no le deje fuera de la semifinal.
- Sí, porque su compañero de dobles arrea coces de mula borracha y ahí si que no cuenta para medalla.
- Muy bien ese bocabajo con giro de ciento ochenta grados y esa cabeza hundida en la almohada.
- Espero que entre ronquidos haya cogido aire si no lo va a pasar fatal.
- Es muy buen momento para otros comerciales. Permanezcan en sus hamacas que volvemos en un plis.
- ¿Eso son como lo de vuelvo en cinco minutos pegado en la puerta de la ferretería?

Mañana por la mañana a las diez de la noche el programa “Tarde de Boxeo”. Joaquim Tabicao defiende el título de los Pesos Plomo contra seis gaiteros que no han cobrado su actuación en una boda. A las tres con repetición a las tres y cinco.


- Gracias por acompañarnos a estas horas tan temprandas, pero la ocasión lo merece. Tras cinco horas de cabriolas sonámbulas el ejercicio está llegando a su fin.
- He subido churros.
- ¿Cómo has visto en general la actuación de Soneto?
- Muy seguro de sí mismo. Este hombre ya se dormía en clase con cuatro años. Si hubiera optado por la esgrima no hubiese llegado a ningún sitio, pero este es su deporte.
- Parece que va a preparar la salida.
- Vamos a ver, que los tirones ahora son muy malos.
- Ahí lo tenemos, opta por una salida clásica de martes con rascar de coronilla, paladeo de boca seca y cara de haber recibido una multa.
- Estupendo, creo que ha cuadrado una actuación redonda.
- Lástima de ese pie por fuera en el primer tramo.
- Saluda con desgana al respetable y se retira a la zona de descanso después del descanso.
- Las notas tardarán un poco porque el jurado estaba liado con la mantequilla y las tostadas. Empiezan a salir. Siete con dos, ocho con veintitrés, cero cero sin alcohol, ocho de cada diez y un progresa adecuadamente.
- No es mala nota, a ver como se comporta de aquí a mañana el balinés DiFiesta Batiatto.
- Vamos a despedir esta conexión tirando del cable rojo. ¿Algo que añadir?
- Soneto descansa ahora en el hombro de su preparador y cuando se despierte se va a llevar un sorpresón.
- Buenas gracias y muchas noches.
- A ver si vas a romper...

Sótano 71 MISCIMISCI.

2 comentarios:

El Señor de las Moscas dijo...

Excelbulosa crónica la de su medio, por otra parte siempre a la vanguardia. Es una pena que el sueño libre sea una disciplina tan poco subvencionada en nuestro país, la verdad. Siempre vamos a los mundiales haciendo el redículo. Recuerdo tiempos mejores, en concreto aquella memorable actuación de la célebre virtuosa Conchita Catacroquet(en sueño artístico, si no me equivoco, a la cinta, mazas y flatulencias mañaneras)en los mundiales de Torre-Pacheco '58, en la que las chinas, una vez más, se llevaron el oro por su solvente ejercicio de la fase REM. Que siendo chinas, usted me dirá. Otra cosa no, pero duermen con convencimiento.

Mr.Incógnito dijo...

Sobre el evento del 58 mucho se ha hablado y no vamos a repetirlo aquí. Que los jueces dieron los puntos por inercia queda claro y con el fin del escarnio público el diario Traspiés Deportivo ya distribuyó una serie de litografías sobre los jueces carcajeándose vivos sobre la nota.

Hay que apostar siempre por este tipo de deportes y conseguir de una vez que la Federación Nacional de Juegos de Cama aporte el dinero para el equipamiento de almohadas para los participantes.