sábado, 18 de junio de 2011

¡MOSTACHITIS!


DE LA ACLAMADA SERIE: COSAS QUE NO CREERÍA ESTANDO SOBRIO.

Enviada especial Maria Luisa Pómez de la Piedra desde Tirán-Lirán.

-         Efectivamente compañeros, nos encontramos en el BananenPlatz, emblemático emplazamiento del monumental Plátano Moteado de veinte metros, emblema de la ciudad. Aunque las informaciones son confusas y debido a la urgencia los responsables han comparecido en camiseta de tirantas y pantalón peagdito de deporte, podríamos estar ante la enésima noticia nefasta de la semana. Con nosotros, para ayudarnos a entender este sucedido se encuentra el Vichesecretario de Políticas Estéticas, el señor Vericueto Soportal.
-         Buenas noches.
-         ¿Podría explicarnos en breves palabras la alerta infundada en la que nos encontramos sumergidos hasta las corvas?
-         ¿Qué entiende por breves palabras? Soy del club Amantes de la Esdrújula y tiendo por mi naturaleza personal, amén por el desempeño de mi estatus de representante institucional coger la bicicleta y recorrer los cerros de Úbeda sin cambiar de plato.
-         ¿Sabe a cuánto va el segundo por metro cuadrado en televisión?
-         Ante todo quiero recomendar mucha prudencia a la población, tranquilidad, serenidad y baños de tila. El gobierno al que represento por las tardes en días alternos no va a tolerar los tirones de pelo, los dedos acusatorios y los arrebatos místicos, por ese orden.
-         A lo que vamos, que se está levantando un relente de aupa.
-         Se ha registrado una proliferación de ciudadanos afectados por mostachitis, padecimiento benigno y hasta punto jocoso y descacharrante si viene usted transitando por la frontera y de repente se lo encuentra sin que nadie le haya referido detalle alguno del asunto.
-         Nuestros dos televidentes desean con cierto afán conocer los detalles para tener algo que comentar a la hora de la cena. ¿Podría hacernos el favor?
-         En la mayoria de los casos registrados los afectados han visto surgir un frondoso bigote bajo las fosas nasales. Dichos adminículos pilosos cuentan con unos cabellos fuertes como cerdas de pincel de pintor desaforado arrojado a los brazos del puntillismo y un tono rojizo que harían parecer albino al mismo Vicente Vanpitagol.
-         Dos referencias pictóricas por el precio de una.
-         ¿Ha visto el plátano titánico a sus espaldas? Tirán-Lirán es país de cultura.
-         ¿Son sólo varones los afectados por estos síntomas?
-         Según informaciones que nos han llegado en los últimos minutos escritas en el margen de un periódico gratuito, los pequeños de un colegio de educación infantiloide también se han visto afectados. Comentan que los han visto en el reducido recreo riendo con voz grave, afinando la punta de sus recién estrenados signos de virilidad y removiendo con parsimonia envases de batidos chocolateados y zumos.
-         ¿De piña y uva?
-         No podemos por el momento pronunciarnos al respecto. 

Un aviso sin duda alguna superfluo. Vd. siempre defiende las decisiones de su gobierno, ¿no es cierto?

-         Un momento...sí compañeros...claro...preguntan desde el control central si también alguna mujer ha tapado su labio superior con vellos impropios.
-         No haga como que tiene pinganillo y sáquese el dedo de la oreja, que luego ese olor no se quita ni con lejía. Respondiendo tras el circunloquio a su pregunta por el carácter coqueto de nuestras conciudadanas nos impide saber si han sido afectadas.
-         Sin embargo la venta de pamelas modelo Carreras de Asco ha subido como la espuma.
-         Bien pudiera deberse a una moda repentina. Ya conoce usted lo volátiles que resultan los gustos.
-         No todo es ligereza en esta información de marcado carácter tranquilizador. La peor parte se la han llevado los mocetones que previamente ya lucían bigotón. ¿Qué ha pasado con ellos?
-         En este momento dos conciudadanos, ambos relacionados con el mundo del celuloide sensual, lucen sendos bigotes dobles.
-         Uno encima de otro.
-         Desconozco en el punto en el que se encuentran sus relaciones interpersonales.
-         Los espectadores dejarán de clavar las uñas en el sofá si podemos achacar este fenómeno a alguna causa conocida.
-         Barajamos resposabilizar al paso de un cometa o a ciertas conexiones moleculares sufridas en la base efesvercente de los polvos pica-pica de los sobrecitos en donde mete usted la piruleta y moja. Producto asqueroso donde los hubiere.
-         Vamos que ni idea.
-         Lo estamos mirando.
-         Despedimos la conexión en este punto...¡cañamones y retrúecanos! También he sido contagiada...apreciad este bigote que me crece de manera profusa sobre el labio superior.
-         Ande, suéltese la coleta que le van a notar el truco.
-         Cállese, que estoy a un repique de una baja muy coquetuela y la retransmisión es en blanco y negro.
-         Acabáramos, así no la pillan en la vida.

La conexión ha sido devuelta al remitente por el evidente ceño fruncido del monarca protagonista de los sellos de dos pesetas. Permanezcan atentos por sus ventanas por si ven pasar a alguien con aspecto de informado

2 comentarios:

El Señor de las Moscas dijo...

!Demontres! Ahora me explico yo la profusión de mi bigote a la tierna edad de catorce años, oigan, así enderrepente. Que parecía uno Nietzsche con camiseta de Kukuxumuxu. ¿Se sabe qué ha sido finalmente de los sufridos citicéns de Tirán-Lirán o llamo al Pograma de Ana Rosa?

Mr.Incógnito dijo...

Haga lo que haga, sea cual sea su periplo vital elegido, le imploramos haciendo el pino que no telefonee al citado programa. No vaya a ser que se le pegue algo de la crónica pseudodramática-emotiva-experimental-esperpéntica. Y eso no se va ni con estropajo de aluminio.

Los ciudadanos bien. Están cobrando entrada al país, así que le han sabido sacar rendimiento en un tris.