viernes, 21 de agosto de 2009

IDEAS PRESTADAS

LA NECESIDAD DEL PIM PAM PUM

El ser humano contemporáneo, aquel que yo conocía bien hará cuarenta años y con el que no me mezclo demasiado desde que me mudé a este rincón apartado de la campiña, ese ser humano, que supongo no habrá cambiado desde mi última visita, parece ser adicto a hacer la puñeta al prójimo. Si es vecino circundante, aún más. Le pregunto a mi mayordomo, el no sabe responderme, puesto que su relación con el exterior es aún menor: sólo cruza palabras con el chico del reparto del supermercado. Y le tengo advertido que más de dos frases es amistad, y no tolero relaciones entre mis subordinados. Por tanto, sólo ustedes me darán la razón o vendrán a pedirme explicaciones. De ser así sepan tendrán ración de perdigones de sal para todos.

El asunto es llevarse mal con el vecino. Desde la microvida, el “ese alcornoque está dos palmos dentro de mi finca” a la macrovida, eso de “ese pueblo que es tuyo, cien años antes era mío, y es verdad que antes de eso era de tus ancestros pero los míos te lo quitaron a base de cañonazos, y si ahora me lo quitas atente a las consecuencias: tengo cañones con ruedas que se mueven con rapidez”. El ser humano, marmolillo y zote como el sólo puede serlo, imbuido en unas características genéticas ancladas en el rencor y en la máxima “lo mío para mí, lo tuyo lo compartimos” adora estar a la gresca. Si bien es raro, pero no inédito, pelearse demasiado con vecinos de ultramar, es más lógico que los vecinos de lindes lleguen a las manos, a los bocados y a las patadas bajas, símbolo de las bajas pasiones. Esto no sé lo que es, pero lo leí en una novela del oeste y estaba deseando ponerlo por escrito.

¿Qué quiero decir con esto?. A los vecinos hay que tenerlos vigilados. Atados cortitos. Pues si concedes privilegios un día, al día siguiente estarán reclamando ese privilegio y otro nuevo. ¡Y al final acaban con los pies sobre la mesa invadiendo salones ajenos!. Y proclamando ideologías infecciosas. Y robándote el desodorante con la excusa de “total, si es sólo un poquito”. ¡Los desodorantes de barra no se comparten, señor mío!. Tal afrenta a la higiene y a su vez a la propiedad privada me pone de tan mal café que voy a insultar a alguien del servicio y ahora prosigo.

Más tranquilo y centrado, como les decía, deben vigilar a su vecino. Y si usted que me lee, está ocupado en tareas de dirigir estados, esa advertencia se extiende a países limítrofes o a alguno más lejano con ganas de revanchismo porque los tatarabuelos se tiraron los trastos a la cabeza. ¡Y no quiero decirles ya si en vez de pensar como usted, que el mundo lo hizo un señor en seis días en turno de mañana, su vecino mal encarado es de la opinión de que el mundo pudo hacerse solito!. Debería extremar las precauciones si no quiere que en sus hijos, a la vuelta de unos años, aparecen en casa con malas notas y creencias religiosas alternas.

Por tanto, como columnista avezado y con el derecho a opinar como otro idiota más, debemos considerar enemigo al vecino, al señor del pueblo de al lado, a los habitantes de la pérfida Albión, y a todo quisque. Eso es lo que me hace pedirles a ustedes que se unan a mí para combatir, junto con el personal a mi servicio y rifle en ristre, a las hipotéticas y aberrantes criaturas que amenazan con invadirnos desde la cara oculta de la luna, los planetas de Marte, Júpiter y Urano y contra todo aquel que nos mire con ojos cruzados. Mañana puede ser tarde.

Salvador de Pestaña

8 comentarios:

estodevivir dijo...

Completamente de acuerdo, puede que mañana sea muy tarde para entrarnos a tiros,debido a las bajas pasiones , con todos los vecinos, cercanos o lejanos, ya lo decía mi madre, a los amigos se les escoge, a los vecinos, se les sufre..pero eso está por llegar a su fin, tu plan me parece muy coherente, así que, como no puedo comprar armas potentes por falta del adecuado permiso, armada de manos, dientes y algún que otro cuchillo de comer, me lanzaré ésta madrugada sobre mis vecinos de Júpiter, que me tienen la vida abrumada..
genial, como siempre..

El Señor de las Moscas dijo...

¡Diga que sí, caramba! ¡Ya está bien de tanto pisaflorez! Y muy bien traído el ejemplo de la pérfida Albión, oiga, que perros traidores, es que se me erizan los pelillos del fino y recortado bigotillo puro estilo Juventudes con sólo oírlo. Y bueno, a la cara oculta de la Luna es que no me la mente, que me tomo un orujo de hierbas, me pongo a Wagner y capaz soy de plantarme allí en un montgolfier del siglo XIX armado hasta de espadín sarraceno y sulfatadora de TDT -les sienta muy mal, por lo visto, como el polvo rojo a los lagartos de V-.

S. dijo...

dí que sí....a todos vigiladosssssssss

loquemeahorro dijo...

Completamente de acuerdo, no me quiero ni imaginar una reunión de vecinos con los de Júpiter!!

Aunque creo recordar que nos íbamos a fusionar con ellos, o comprarlos o algo, no?
(por la encuesta, digo)

Mr.Incógnito dijo...

Tras el aparente periodo en la inopia contestamos sus inquietudes, siempre recordándoles que las opiniones pertenecen a nuestro ideólogo y que cualquier mañana se puede pasar por casa de ustedes a recuperarlas.

esto de vivir: Es innecesario un gasto superfluo en armamento dado los tiempos que corren. Será suficiente con su empuje y un ramillete de insultos floridos y ocurrentes que usted podrá soltar a pleno pulmón al conductor de al lado, el cajero automático o los Jupiterianos. Todo ayuda.

El señor de las moscas: parece que comparte los procederes añejos de nuestro columnista, y eso nos llena de orgullo y pavor a partes iguales. Eso sí, como cobardes gallinas que somos no querríamos ser responsables de iniciar una Guerra Interplanetaria con Júpiter por una barrabasada de un tipo de higiene mental dudosa. Le apoyamos en su ataque pero desde aquí, saludando con la manita.

S.: Ustede también puede colaborar no quitando ojo a todo quisque.

lo que me ahorro: Debido a las condiciones macroeconómicas blahblahblah mire que pena damos que mal esta todo blahblahblah la opa se ha visto retrasada. Por otras partes dicen las malas lenguas que se ha cancelado la cuenta con el proveedor de encuestas y no podemos cambiarla. Pero no hagan caso, que la gente es muy mala.

S. dijo...

yo tengo vigilada a la de arriba sabes?tira tangas al patio,y no sé si es una insinuación o es que mi jefe tiene un lio.

El Señor de las Moscas dijo...

Pues oiga, y a mucha honra. Que en este país se compra uno del DVD Pack Collector's Edition de Lo Mejor de Curry (Valenzuela) y ya le están tildando a uno de reaccionario. Ya me lo agradecerá cuando no se vea usted terriblemente esclavizado junto a sus congéneres -de raza- por una raza alienígenia; me vendrán ustedes y sus amigos los ecologistas pacifistas okupas como vienen siempre los ecologistas pacifistas okupas; oliendo a perro mojado, alegando pitimineces y cantando la tontería ésa de pum-pum, quién es, una rosa y un clavel, abre la muralla. Manda güevos.

Mr.Incógnito dijo...

Rogamos disculpen esta interrupción debido a problemas técnicos ajenos a esta redacción, los cuales nos han hecho subir los niveles de cabreina en sangre. Respecto a sus preguntas, vean vean:

S: En el tratado "Es asomarse a la ventana y se ven unas cosas..." (Profesor Palomeque 1982 ) Se registran lluvias de ropa interior de intensidad de moderada a fuerte en ciertos paralelos del globo. Y le debe de haber tocado, no sea usted más pensada y aproveche la ropa, mujer.

El señor de las moscas: Está usted en su derecho de consumir ese tipo de cine para adultos. Además está usted en su derecho de al oir las insinuaciones de esos rasacaliras pacifistas de denunciarlos a las autoridades impertinentes, a los organizadores olímpicos y a los programadores televisivos, por ese orden.